viernes, 25 de mayo de 2007

FEBRILLET Y LOS CENTROS REGIONALES



CENTROS UNIVERSITARIOS REGIONALES:
PERTINENCIA Y VÍAS PARA LA DESCENTRALIZACIÓN

MATEO AQUINO FEBRILLET

(Conferencia dictada en el Centro Universitario Regional de Mao, República Dominicana, 16 de marzo del 2007)


El tema de la descentralización está en boga en estos tiempos en diferentes escenarios de la vida nacional, como respuesta a los reclamos de participación que hacen los sectores tradicionalmente marginados del poder. Es el caso de los Ayuntamientos, la salud, la educación, entre otros.
En el caso de la educación, no sólo a nivel superior, el tema ha sido de frecuentes debates. Se recuerda el Plan Decenal, en el cual se realizó una consulta nacional cuyo aporte más innovador y significativo lo constituye, el mandato del Primer Congreso del Plan Decenal, en el sentido de “propiciar un proceso de descentralización de la gerencia educativa, bajo la modalidad de desconcentración progresiva de responsabilidades gestionarias del sistema hacia Direcciones Regionales, que habrán de asumir dicho proceso en base a la participación comunitaria y a la presencia permanente de los diferentes sujetos sociales que interactúan en el seno de las comunidades locales”.


La educación superior no puede estar ajena a este necesario proceso impulsado por factores como el crecimiento de la matrícula a nivel nacional, la ineficiencia que representa la excesiva centralización del poder de toma de decisiones en la Sede Central, el empuje de una nueva cultura democrática que reclama participación de la sociedad y el reconocimiento cada vez más acentuado de que la educación es el motor principal del desarrollo de los pueblos, siempre que sea pertinente y de elevada calidad.


En la Universidad Autónoma de Santo Domingo, que fue metropolitana hasta el 1966, los actuales Centros Universitarios Regionales fueron establecidos por medio de la resolución del Honorable Consejo Universitario No.66-636 del 14 de diciembre de 1966, que creó sendos Colegios Regionales a establecerse en las ciudades de San Pedro de Macorís y Barahona respectivamente, como parte de la nueva visión de Movimiento Renovador Universitario de extender la Universidad a nivel nacional.


Sin embargo, conviene mencionar que la idea de que la educación superior saliera de los límites del Distrito Nacional es mucho más antigua, veamos algunos hechos:
El 12 de septiembre de 1883, fueron creadas Cátedras de Derecho Civil, Medicina y Matemática del Instituto Profesional creado el 31 de diciembre de 1866, para funcionar el Santiago y en Puerto Plata respectivamente.


El 21 de junio de 1895 se aprobó la Ley General de Instrucción Pública, que creó en Santo Domingo el Seminario Conciliar y el Instituto Profesional y contemplaba que en cada provincia funcionara un Colegio Central.


El 16 de noviembre de 1914, por decreto No. 3 del Presidente José Ramón Báez, fue transformado el Instituto Profesional creado en 1866, en Universidad de Santo Domingo.
El 23 de noviembre de 1914 el mismo Presidente José Ramón Báez emitió otro decreto para poner en vigencia el Código Orgánico y Reglamentario de Educación Común, que contiene bases legales para la descentralización de la entonces Universidad de Santo Domingo y su funcionamiento a nivel nacional.


Para poner en ejecución un proceso de descentralización de los Centros Universitarios Regionales se puede seguir dos vías, en cuyo recorrido existen diversos factores condicionantes de tipo legal y cultural que dificultan o retrasan la velocidad su avance, aunque hay que reconocer que otros factores facilitan dicho proceso.

La descentralización puede realizarse por dos vías alternativas:

1.- Conceder autonomía total a los centros regionales, convirtiéndolos en universidades autónomas con independencia y desvinculación absoluta de la usad.

Esta opción no la analizo porque considero que no es el camino correcto, por cuanto nunca ha sido el propósito producir una desarticulación del sistema, al contrario, la UASD tiene que constituir una red nacional de educación superior pública que le permita cumplir su elevada misión.

2.- La segunda vía para la descentralización consiste en crear el Sub-Sistema Nacional de Educación Superior en la UASD, con una concepción corporativa, en el que se concedan los niveles pertinentes de autonomía administrativa y financiera a los Recintos Regionales según sus respectivos grados de desarrollo, pero permaneciendo cada uno como parte integral del sistema, regulados por los principios filosóficos y por las normas de aplicación general de la Institución.

Ese proceso debe comenzar con la descentralización administrativa, seguir con la descentralización financiera, y finalmente, la descentralización académica.

FACTORES CONDICIONANTES QUE FACILITAN EL PROCESO DE DESCENTRALIZACION

a) Ley 5778, art. 1: “…organismo autónomo dotado de personalidad jurídica con facultad para dictar sus propias leyes y reglamentos”.

b) Estatuto Orgánico: Art.36, letra g: Atribución del Rector para firmar erogaciones, “excepto las que, por acuerdo del Consejo Universitario, fueren delegadas a otros funcionarios y organismos.

c) Ley 139-01 art.48 párrafo I:

“Las instituciones de educación superior que al momento de promulgarse la presente ley gozan del ejercicio pleno de la autonomía concedido por las leyes especiales que les dieron origen, continuarán gozando de la misma, en las mismas condiciones que lo establecen dichas leyes”.

FACTORES CONDICIONANTES QUE LIMITAN EL PROCESO DE DESCENTRALIZACION:

a) Estatuto Orgánico:

Art. 10 “La función docente de la universidad se llevará a cabo, fundamentalmente, en las siguientes Facultades y Centros Universitarios Regionales”.

Art.12, “Las facultades son las unidades fundamentales de la Universidad. Su función docente y de investigación estará organizada por: Las Escuelas; Los Institutos”.

Art. 16, “Las Escuelas son conjunto de de cátedras integradas….No habrá más de una escuela o Departamento en la Universidad para una misma Disciplina”.

Art. 20 “Los Centros Universitarios Regionales se regirán por un reglamento que normará su alcance y funcionamiento académico y administrativo y que será aprobado por el Consejo Universitario”

Art. 32: Atribuciones del Consejo Universitario:

l Aprueba Planes de Estudios
l Crea y suprime Escuelas y Departamento docentes y administrativos
l Reglamenta todo en la Universidad.
l Aprueba tarifas.
l Nombra profesores, empleados y funcionarios.
l Fija salaries.
l Aprueba el presupuesto general de la Universidad.
l Crea y suprime cargos administrativos y docentes.

Art. 92 Los concursos de oposición serán normados por un reglamento único para toda la universidad, especificando las particularidades propias que requieran determinadas áreas de evaluación de las Facultades. El depósito de solicitudes de participación y de credenciales se realizará en la Oficina de Personal Académico, la cual tiene la responsabilidad de velar por el cumplimiento de los requisitos de presentación de documentos y tramitar los mismos a las Facultades correspondientes, para la realización del concurso”.

Art. 124, “Todos los pagos que se hagan…en virtud de reglamentación vigente o futura, deberán efectuarse en la Tesorería de la Universidad, mediante autorización expedida por las autoridades competentes.

Otro factor condicionante muy importante, es el factor cultural, en el sentido de que nadie quiere ceder poder al momento que le corresponde ejercerlo. La descentralización es una aspiración que la exigimos cuando corresponde a otros dirigir, pero cuando nos toca, entonces pedimos que la apliquen aquellos que detentan poder superior al nuestro.

La descentralización de los Centros Universitarios Regionales y su transformación en Universidades o Recintos Regionales o Provinciales, tiene que pasar necesariamente por un rediseño del Estatuto Orgánico y la adopción de una nueva concepción en la visión y en la cultura gerencial que admita la delegación del poder como parte esencial para elevar la pertinencia y la eficiencia de dichas unidades académicas.

En consecuencia, la descentralización requiere la elaboración de un proyecto para modificar el Estatuto Orgánico con el fin de aprobar profundas reformas en las siguientes líneas:

A. Introducir el carácter nacional de la UASD
B. Crear los Recintos Regionales y/o Provinciales como parte de la Red de Universidades Públicas que constituye la Universidad Autónoma de Santo Domingo.
C. Introducir la figura de Rector General, para la Universidad como sistema, y Rector para los responsables de las distintas unidades académicas regionales y/o provinciales.
D. Cambiar la composición del Consejo Universitario, para convertirlo en un organismo con otra composición y funciones distintas a las actuales dada la necesidad de crear los organismos de las universidades regionales y/o provinciales.
E. Convertir el actual Claustro Mayor en un Referéndum Universitario, en el que participen todos los profesores de los diferentes recintos a nivel nacional.
F. Cada Recinto Regional y/o Provincial tendrá su propio Claustro, el cual deberá tener las atribuciones propias.


En cuanto al modelo para la descentralización, el que se adopte no tiene que ser una copia trasladada de otra cultura a la nuestra, sino que solamente se debe evaluar sus experiencias y construir el nuestro con lo positivo de aquellos. Veamos brevemente los modelos mencionados:

MODELO DE LA UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO.

“La Universidad de Puerto Rico constituirá un sistema orgánico de educación superior, compuesto por las siguientes unidades institucionales y las que en el futuro se crearen, las cuales funcionarán con autonomía académica y administrativa dentro de las normas que dispone esta ley y las que se fijen en el reglamento de la Universidad o resoluciones de la Junta de Síndicos, creada mediante la Ley Núm. 17 de 16 de junio de 1993:

(1) El Recinto Universitario de Río Piedras que estará integrado por todas las escuelas, colegios, facultades, departamentos, institutos, centros de investigación y otras dependencias que en la actualidad componen el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico;
(2) El Recinto Universitario de Mayagüez que estará integrado por todas las escuelas, colegios, facultades, departamentos, institutos, centros de investigación y otras dependencias que en la actualidad funcionan en el Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas de la Universidad de Puerto Rico. La Estación Experimental Agrícola y el Servicio de Extensión Agrícola quedan integrados a este Recinto en lo administrativo y programático y su personal calificado será incorporado al claustro de conformidad con lo que el Consejo disponga, a fin de que el Recinto, como beneficiario de la ley del Congreso de los Estados Unidos, aprobada el 30 de agosto de 1890, según enmendada, y conocida como la “Segunda Ley Morrill”, y de todas las leyes del Congreso que la complementan, fomente y desarrolle un sistema agrícola universitario que integre la enseñanza, la experimentación y la divulgación;
(3) El Recinto Universitario de Ciencias Médicas que estará integrado por la Escuela de Medicina y Medicina Tropical, la Escuela de Odontología y las demás escuelas, servicios, institutos y programas de enseñanza y de investigación en las artes y las ciencias de la salud, que en la actualidad componen el Recinto de San Juan de la Universidad de Puerto Rico; y
(4) Los Colegios bajo la Administración de Colegios Regionales a los que la Junta de Síndicos les conceda autonomía para regir sus asuntos.

A nivel nacional funcionan los siguientes Colegios Regionales:


1)
Colegio Universitario de Cayey (CUC)
2)
Colegio Universitario de Humacao (CUH)
3)
Colegio Universitario Tecnológico de Arecibo (CUTA)
4)
Colegio Universitario Tecnológico de Bayamón (CUTB)
5)
Colegio Universitario Tecnológico de Ponce (CUTPO)
6)
Colegio Regional de Aguadilla (CORA)
7)
Colegio Regional de Carolina


La ley que regula la UPR establece que “Esta ley tiene el propósito de reorganizar la Universidad de Puerto Rico, reafirmar y robustecer su autonomía y facilitar su continuo crecimiento. La Universidad de Puerto Rico continuará siendo una corporación pública.”

MODELO DE LA UNIVERSIDAD DE PARÍS

La Universidad de París, fundada a mediados del
siglo XII, experimentó una reforma estructural en el período 1968-1971 que la dividió en trece universidades o como ellos llaman, panteones, sumando en la actualidad 14, que son los siguientes:

1.
Universidad de París I Panthéon-Sorbonne, o Campus Panteón - La Sorbona.
2.
Universidad de París II Panthéon-Assas, o Campus Assas.
3.
Universidad de París III Sorbonne Nouvelle, o Campus Nueva Sorbona.
4.
Universidad de París IV Paris-Sorbonne, o Campus París - Sorbona.
5.
Universidad de París V René Descartes, o Campus René Descartes.
6.
Universidad de París VI Pierre et Marie Curie, o Campus Pierre et Marie Curie.
7.
Universidad de París VII Denis Diderot, o Campus Denis Diderot.
8.
Universidad de París VIII Vincennes-Saint-Denis, o Campus Vincennes.
9.
Universidad de París IX Paris-Dauphine. Actualmente se llama Universidad de Tecnología en Ciencias de las Organizaciones y de la Decisión de París-Dauphine , o Campus Dauphine.
10.
Universidad de París X Nanterre, o Campus Nanterre.
11.
Universidad de París XI Paris-Sud, o Campus París Sur.
12.
Universidad de París XII Vald de Marne, o Campus Saint Maur.
13.
Universidad de París XIII Paris-Nord, o Campus Villetaneuse.
14.
Universidad de París XIV o Campus Cergy.

MODELO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MEXICO.
La UNAM, una de las universidades más antiguas de América y junto a la UASD, del conjunto de la Red de Macro universidades de América Latina y El Caribe, funciona también a nivel nacional en su país.


• La Ley que la rige y su Estatuto Orgánico la definen como “una corporación pública -organismo descentralizado del Estado- dotada de plena capacidad jurídica y que tiene por fines impartir educación superior para formar profesionistas, investigadores, profesores universitarios y técnicos útiles a la sociedad;…”


Desarrolla su labor a nivel nacional mediante centros de investigación y extensión de alto nivel en diversos estados de la república, como son:


1.
Ensenada y San Pedro Mártir, Baja California.
2.
Ciudad del Carmen, Campeche.
3.
San Cristóbal de las Casas, Tapachula y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
4.
Taxco, Guerrero.
5.
Chamela, Jalisco.
6.
Chapa de Mota, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Jilotepec, Naucalpan, Nezahualcóyotl y Tlalnepantla, Estado de México.
7.
Coeneo, Jiquilpan y Morelia, Michoacán.
8.
Cuernavaca, Huixquilac y Temixco, Morelos.
9.
Juchitán y Oaxaca, Oaxaca.
10.
Tonantzintla, Puebla.
11.
Juriquilla y Tequisquiapan, Querétaro.
12.
Puerto Morelos, Quintana Roo.
13.
Mazatlán, Sinaloa.
14.
Hermosillo, Sonora.
15.
San Miguel Contla y Tlaxcala, Tlaxcala.
16.
Los Tuxtlas, Martínez de la Torre y Tuxpan, Veracruz.
17.
Mérida y Sisal, Yucatán.

MODELO DE 1914

Como mencioné antes, en el 1914 se puso en vigencia el Código Orgánico y Reglamentario de Educación Común en la República Dominicana, instrumento avanzadísimo para su época, el cual sentó las bases para el funcionamiento de la universidad a nivel nacional. Lo anterior se demuestra al pasar revista a algunos de los artículos de la citada ley, veamos:

Art. 613 La Educación Superior abarca la Enseñanza Universitaria…que “se recibe en los distintos Establecimientos de la Universidad Nacional”.

Art. 614 “La Universidad Nacional y el Instituto Académico, son ramas u organismos de la Administración del Estado, con amplia autonomía interior; pero colaboradores del Gobierno Nacional, por intermedio del Secretario de Estado de Instrucción Pública”.

Art. 616. “La Universidad Nacional será una personalidad moral y jurídica y estará constituida por la reunión, en un solo organismo, de la Universidad Central de Santo Domingo y de las Universidades, los Institutos y las Escuelas Profesionales que se funden en lo sucesivo.

Art. 617. “Desde el punto de vista territorial, esta Universidad comprenderá un Distrito Universitario, correspondiente a la Provincia de Santo Domingo y tantas Circunscripciones Académicas como departamentos provinciales comprenda la República”.

Art. 618. En lo que respecta a la Dirección académica, el Distrito estará gobernado por el Rector de la Universidad Central y las Circunscripciones, por los respectivos Rectores de las Universidades, Institutos o Escuelas Profesionales que funcionen en las demás Provincias”.

Art. 620. “Desde el momento en que, según lo establece el artículo 43 del presente código, los cargos de Rector General y Rector de la Universidad de Santo Domingo sean encomendados a dos personas distintas, …”

Art. 628. “La primera autoridad ejecutiva de los Centros Universitarios la ejercerá un Rector, elegible cada seis años e investido con la Presidencia de la Corporación”.

Art. 847. Se restauran, profundamente modificados en su constitución, el Estudio y la Universidad Pontificia e Imperial de Santo Tomas de Aquino, -creados por Real Cédula dada en Valladolid el 23 de Febrero del año 1558, por transformación en Universidad Central de Santo Domingo, del Instituto Profesional a que se refiere en su artículo 98 la Ley Jeneral de Estudios del 4 de Julio de 1902, y según Decreto del Poder Ejecutivo del 6 de Noviembre del año 1914.

Art. 945. Se podrá fundar Escuelas Profesionales en las Cabeceras de Provincias que satisfagan las condiciones siguientes:

a. Que se encuentren cubiertas las exigencias de su Instrucción Primaria obligatoria;

b. Que el monto de sus entradas, por concepto de patentes, permita el establecimiento de a lo menos una Escuela Normal Teórica de Segundo grado;

c. Que donaciones de particulares o el 25% de su contribución proporcional en los valores fiscales consagrados a la Educación Pública cubra, como mínimo, la mitad de los gastos de sostenimiento del Instituto o Escuela;

d. Que el personal disponible para el servicio docente del Centro Universitario responda a un funcionamiento regular y digno de la Institución.

Art. 957. “En virtud de los derechos adquiridos por la Circunscripción Académica de Santiago de los Caballeros, habrá en la Capital de esa Provincia un Instituto Profesional tan pronto como el personal docente este disponible y los recursos económicos lo permitan. La oportunidad de la instauración progresiva o definitiva de este Instituto será acordada por resolución del Congreso Nacional, pero la Facultad de Derecho comenzará a funcionar como Escuela Profesional desde la publicación del presente Código”.

Por resolución del Congreso Nacional No. 5442 de fecha 11 de diciembre de 1915 publicada en al Gaceta Oficial No. 2669 de fecha 18 de diciembre de 1915, se estableció lo siguiente:

“Se autoriza la instalación del Instituto Profesional de Santiago de los Caballeros el día 1ro, de Enero de 1916.

Párrafo: Constará de:

Cuatro catedráticos de Derecho
Cuatro catedráticos de Medicina
Tres catedráticos de Matemática
Tres catedráticos de Farmacia
Tres catedráticos de Odontología.

Para emitir dicha resolución se expresó en uno de sus considerandos lo siguiente:

“CONSIDERANDO: que una gran mayoría de jóvenes graduados de Maestros Normales y Bachilleres pertenecientes a las provincias de Santiago, La Vega, Pacificador, Puerto Plata, Monte Cristo, Moca y Samaná, les es difícil cursar estudios superiores debido a la carencia de escuelas profesionales en dichas provincias, y a la falta de medios económicos para trasladarse a la Capital de la República, asiento de la Universidad Central”.

Como se puede notar, en el referido código descansan los precedentes más claros del proceso de descentralización de nuestra Universidad.

Lamentablemente, hay que decir que los avances que pudo alcanzar la educación dominicana y en especial la educación superior, dado lo avanzado de aquel instrumento legal, que se expresaba en los conceptos sobre descentralización y una definición clara de universidad nacional que todavía hoy no alcanzamos, fue frenada por la intervención militar norteamericana que sufrió el País en 1916 y que se extendió hasta el 1924 y la consiguiente tiranía de Trujillo que ahogó todo idea, intención o acción que significara el ejercicio de la democracia y la participación.

Hoy, con Once Centros Universitarios Regionales distribuidos en toda la geografía nacional, una extensión y dos recintos de aulas en San Cristóbal y Santo Domingo, la demanda de instalación de nuevos Centros en todas las provincias por parte de las comunidades y tomando en cuenta los precedentes enunciados, no se puede discutir la pertinencia de iniciar el proceso de delegación de autoridad y capacidad de autodirigirse a aquellas unidades académicas que hayan adquirido el desarrollo mínimo y la experiencia necesaria para funcionar con elevados niveles de autonomía, ligados a la institución en los aspectos filosóficos y normativos, a fin de cumplir los objetivos que justifican su existencia:

Ø Proyección nacional de la UASD
Ø Unidad del sistema universitario público
Ø Permitir el acceso a un mayor número de estudiantes
Ø Propiciar el desarrollo regional
Ø Propiciar el arraigo de los profesionales en sus respectivas regiones
Ø Irradiar la extensión a nivel nacional
Ø Impartir todas las carreras en función de la etapa de desarrollo de cada Centro Regional




Es pertinente precisar, que la descentralización es un proceso, y por tanto, no se puede aplicar de manera mecánica, sino en la medida en que los distintos Centros Universitarios Regionales vayan adquiriendo el desarrollo y cumplan los parámetros que se fijen para alcanzar la nueva categoría que se propone. Por tanto, algunos seguirán funcionando como Centros Regionales y otros asumirán el nuevo rol de Recintos o Universidades Regionales, según lo apruebe el Claustro Universitario.

No puede haber temor por parte del profesorado, porque todos los derechos adquiridos serán respetados absolutamente. La Universidad a nivel nacional, será una sola en cuanto a régimen de relaciones laborales con el personal académico y administrativo.

Vamos a impulsar el desarrollo de nuestros Centros Universitarios Regionales, no con discursos y tibias reformas reglamentarias, sino con propuestas concretas de reformas profundas y voluntad para ejecutarlas.


Gracias.

Mao, R. D.,
16 de Marzo de 2007.

jueves, 26 de abril de 2007

GALARZA: VICE RECTOR DE EXTENSIÓN



PARA DEVOLVERLE AL PUEBLO LO QUE EL PUEBLO LE HA DADO A LA UASD

martes, 24 de abril de 2007

ES TIEMPO DE FEBRILLET


PROXIMO RECTOR DE LA UASD
2008-2011






Ejerciendo el rol de Rector en funciones, el prof. Mateo Aquino Febrillet, Vicerrector Administrativo en el período 2002-2005, cuando juramentaba a los graduandos en la investidura ordinaria celebrada el 28 de octubre de 2003.

sábado, 7 de abril de 2007

CAMINO A LA RECTORÍA


MATEO AQUINO FEBRILLET : PRÓXIMO RECTOR UASD

Nació en la ciudad de San Cristóbal donde realizó sus primeros estudios. Se graduó de las licenciaturas en Química, y Administración de Empresa en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Con Especialidad en Administración Financiera, y Maestría en Gerencia y Productividad en la Universidad APEC, ha puesto especial empeño en su educación permanente, lo que le ha permitiéndole realizar una positiva jornada académica en la Escuela de Administración de nuestra Universidad, donde se inició como Monitor, luego adquirió la condición de Ayudante de Profesor, Profesor de la Escuela de Administración y por último Profesor del Programa de Maestría en Administración en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.

Su vida siempre ha estado relacionada con la Universidad Autónoma de Santo Domingo, participando como miembro del Consejo Universitario, Presidente de la Asociación de Empleados, Director del Economato Universitario, Presidente de la Asociación de Profesores del CURSO, Barahona (ASOPROCURSO), miembro del Claustro Menor, Secretario General, y Vicerrector Administrativo de la más antigua academia universitaria del Nuevo Mundo.

Por su experiencia académica y administrativa, el respeto a los profesores, su condición de amigo y solidario con todo el que le conoce y sobre todo por ser un defensor probado de los intereses de los profesores y de la institución, así como por el masivo apoyo que está recibiendo en todas las Facultades, Escuelas y Centros Regionales, no hay dudas de que el Maestro Febrillet será el próximo Rector de nuestra Universidad.

jueves, 5 de abril de 2007

FEBRILLET Y LA UASD



El mural de la UASD


Por Mateo Aquino Febrillet


El autor es profesor universitario jueves 5 de abril de 2007.


El próximo 9 de Febrero se cumplirá el 41 aniversario de un acontecimiento que la historia de la República Dominicana registra como “EL AMETRALLAMIENTO DEL PALACIO NACIONAL”.

El la fecha referida de 1966, la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), bajo la dirección del Br. Amin Abel Hasbún y otros dirigentes, y con la integración de la mayoría del movimiento estudiantil universitario y del nivel medio, organizó una marcha al Palacio Nacional para reclamar al Presidente de entonces, Héctor García Godoy, el reconocimiento del Gobierno dominicano al Movimiento Renovador Universitario y las autoridades universitarias provisionales que resultaron electas a raíz de la formación de dicho movimiento, así como la entrega de los fondos retenidos.


También exigían los estudiantes el cese de la ocupación militar norteamericana que permanecía el país a través de la llamada Fuerza Interamericana de Paz, después de terminada la guerra de abril del 1965.


En necesario hacer mención de que la proclama del Movimiento Renovador Universitario se realizó en una asamblea llevada a cabo el 16 de septiembre de 1965 en el paraninfo del edificio de la que en esa época se llamaba Facultad de Ciencias Económicas. En esa asamblea se eligió el Consejo Universitario Provisional bajo la rectoría del Ing. Andrés María Aybar Nicolás.


En reconocimiento y homenaje a ese movimiento, por mandato del honorable Consejo Universitario bajo la rectoría del Dr. Fernando Sánchez Martínez, el 25 de septiembre de 1986, como parte de los actos conmemorativos del 21 aniversario, se construyó una Plaza en el lugar donde se hizo la proclama, denominada “PLAZA DEL MOVIMIENTO RENOVADOR” y se desvelizó una tarja construida en dicha plaza, la que aún se mantiene.


Mientras los manifestantes esperaban frente al Palacio Nacional la respuesta del gobierno, se produjo el ametrallamiento a la multitud que la prensa de la época estimó entre ochocientos y mil personas. Como resultado, murieron cuatro estudiantes: Br. Antonio Santos Méndez, estudiante de Química en la UASD; Br. Miguel Tolentino; Br. Luís Jiménez Mella, y Altagracia Amelia Ricart Calventi, estudiante del Instituto de Señoritas Salomé Ureña de Henríquez.
En ese sangriento hecho también resultaron varios estudiantes heridos, algunos de los cuales todavía padecen lesiones permanentes como son los casos de Brunilda Amaral y Antonio Pérez (Tony).


La sociedad dominicana repudió con vigor ese sangriento acontecimiento mediante protestas en diversas partes del país que derivó en una huelga general indefinida la cual se extendió por 7 días. Incluso, los estudiantes de la Universidad Católica Madre y Maestra de Santiago de los Caballeros dejaron sentir su protesta.


Como resultado de esa lucha, el 14 de marzo de 1966 el Gobierno Provisional reconoció las autoridades universitarias provisionales electas por el Movimiento Renovador Universitario.


Hoy, próximo a cumplirse el 41 aniversario de aquel acontecimiento sangriento, se debate en la prensa nacional y a lo interno de la UASD, la pertinencia de un mural que exalta la figura del Dr. Joaquín Balaguer, precisamente en una pared exterior del Paraninfo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales frente a la Plaza erigida.


El mural de referencia debe ser retirado y sustituido por otro que refleje con objetividad los hechos históricos referidos, ya que, como se ha señalado en los párrafos anteriores, los protagonistas y mártires del acontecimiento histórico son quienes reclamaron e incluso ofrendaron sus vidas para que nuestra Universidad Autónoma de Santo Domingo, con la nueva visión que le impregnaba el glorioso Movimiento Renovador Universitario, recibiera el reconocimiento oficial como al efecto fue logrado. El Dr. Balaguer no era el presidente de la República al momento de los hechos.


Amin Abel Hasbún, Romeo Llinás, Narciso González, Luís Eduardo Brea, Carlos Dore, Gustavo González, Diómedes Mercedes, José Sosa, Nelson González y Jorge Mora, dirigentes de la Federación de Estudiantes Dominicanos que encabezaron la marcha; los mártires ya mencionados, los estudiantes heridos, el Coronel Caamaño, como líder de la guerra de Abril, de cuyo proceso nació el Movimiento Renovador, así como las autoridades universitarias que integraron el Consejo Universitario Provisional, tienen aparecer en ese u otro mural, si queremos hacer honor a la historia.


El honorable Consejo Universitario debe hacer valer su autoridad y ordenar al Señor Rector que de inmediato haga sustituir la obra de arte referida y que en su lugar se pinte otra, que exalte a los representantes del glorioso Movimiento Renovador Universitario. Dicha obra debería realizarse mediante un concurso público en el que tengan la oportunidad de participar en igualdad de condiciones los profesores y profesoras de la Facultad de Artes, y de la Escuela de Arquitectura de nuestra universidad, entre los que hay excelentes muralistas.